A 15 km al poniente de Santa Ana, ciudad occidental de El Salvador, se localiza Tazumal, sitio arqueológico que tuvo una ocupación ininterrumpida de más de 1500 años: desde 1200 a. de C., hasta la conquista española en el primer cuarto del siglo XVI.

Sin embargo su mayor desarrollo y esplendor se dio entre los años 300 y 900 de nuestra era, es decir, en el periodo que los arqueólogos denominan clásico.

El llamado Montículo 1 es una de las principales estructuras halladas en la zona. Es una gran plataforma rectangular de 23 metros de altura, en la que los especialistas han distinguido 14 etapas diferentes de construcción. El Montículo 2 conserva rastros de un juego de pelota y la Estela de Tazumal, con 2.65 metros de altura y 1.16 de ancho, donde está plasmado un personaje con ricos atuendos y un cetro en la mano, prueba que los pobladores registraban el paso del tiempo.

También han sido descubiertas 23 tumbas con ofrendas funerarias que incluyen casi 400 vasijas de barro, además de orejeras, pendientes, collares, espejos, anillos, hachas de jadeíta, yugos, pirita labrada, perlas… Los arqueólogos piensan que Tazumal llegó a ocupar una superficie aproximada de 10 km², por lo que es posible que aún haya más tumbas sin explorar.

Piramide de Tazumal El Salvador
Lado norte de la pirámide de Tazumal. Foto: Mario Roberto Durán.

Especial “El legado maya, las zonas arqueológicas de El Salvador”:

HOY LATINO NOTICIAS.

MÁS HISTORIAS LATINAS: