La moneda como elemento comercial tiene su origen en las más antiguas civilizaciones de oriente, pero fueron los griegos quienes la popularizaron en occidente al observar que se trataba de un objeto muy práctico.

Luego fue adoptada por Roma y por primera vez una moneda adquirió el rango de divisa, al ser aceptada como medio de pago en la mayor parte del antiguo continente. La moneda reemplazó con comodidad otros medios de pago, como el ganado, de ahí viene la palabra pecuniario, del latín “Pecus” que significa ganado.

Hubo épocas en las que se pagaba con sal, valiosa no sólo como condimento, sino también como conservante de los alimentos, de ella proviene la palabra salario.

Anuncios

Cara y ceca: los lados de la moneda

En aquellos tiempos las monedas eran grabadas manualmente por ambos lados. En uno de ellos figuraba el rostro (y de allí lo de cara) de alguna autoridad: un emperador, rey o un héroe.

Una moneda o un billete sólo valen por el oro o las mercancías acumuladas que las respalda. En el reverso de las monedas se tallaba la imagen del edificio donde esa moneda se había acuñado. Ese edificio, lo que hoy llamaríamos la Casa de la Moneda, o Banco emisor, tenía el nombre de ceca, palabra de origen árabe.

HOY LATINO NOTICIAS.

MÁS NOTICIAS LATINAS:

Anuncios